lunes, 18 de febrero de 2008

Mientras perseguís objetivos pelotudos... no sentís que te estás perdiendo algo?

La cultura es el medio que nos permite acceder a un desarrollo personal.
Desarrollo personal no tiene que ver con desarrollo material.
Existe la falsa creencia (sociedad de consumo) que para desarrollarse personalmente y realizarse de esta manera, se deben poseer bienes materiales. Tener una casa, un coche, o bien un puesto jerárquico de trabajo y mejor si es de funcionario. Una vez así, el individuo se habrá desarrollado personalmente, y seguramente habrá llegado a la madurez de su vida persiguiendo dichos objetivos y postergando el verdadero desarrollo personal al que todavía no ha tenido acceso (ni tiempo para lograrlo).
De allí, la sensación de fracaso, las frustraciones, y de la transmisión de estos valores en el juego final, de yo no lo logre, tu no puedes lograrlo... la sociedad dispara y programa.
El desarrollo personal, nada tiene que ver con el desarrollo económico. El desarrollo personal, tiene que ver con las mas hondas y profundas aspiraciones del ser humano, desde ser feliz (meta común deseada por todas las personas) hasta cualquier otra meta personal. Pero entre metas personales y sociales, estas últimas ejercen una gran presión. Como escapar al inconciente colectivo, y no postergar o dejar de lado mis aspiraciones personales, que en definitiva son las que tienen que ver conmigo como persona, y hacen a mi identidad, cuando vivo en sociedad, y tiendo a masificarme.
En la pérdida de individualidad, pierdo la premisa fundamental de ser feliz, y la sociedad de consumo delimitara.
Tanto de una forma como de otra, tendré un desarrollo material. Si el fin en si mismo no es la cantidad de lo obtenido o logrado, los alcances de del desarrollo material proporcionaran satisfacción en si mismos.
Una vez acabada la carrera de obtener casa, coche, puesto, status, etc, con esos patrones será difícil zafar para lograr un desarrollo personal sin contaminar por esos patrones.
El desarrollo personal no tiene en si mismo que ver con obtener determinada casa, sino con quien soy y que quiero hacer durante la permanencia en mi vida. Allí también habrá metas y objetivos, que reitero son personales y no profesionales. Y a los que seguirá la casa que logre o la que más me convenga a esos fines y sin importarme si es en determinado barrio, o según los dictados de status quo dictados por el consumo y la pertenencia, y todo lo que necesite como consumidor, pero ligado a mis verdaderas aspiraciones.
Acceder a una hipoteca por 20, 30, 40 años, me hace pensar que la aspiración personal solo esta ligada a un bien inmueble. Se hipoteca un sueldo y también un periodo de vida, generalmente muy grande, sin la certeza de llegar a ver vivos cumplido el objetivo.
La realización personal es día a día. Arroja un balance positivo de caja diaria, más allá de los alcances modestos o los hiper-alcances.
La mejor manera de poder lograr dar con esas aspiraciones personales, es a través de nuestra sensibilidad como personas, y también con nuestra sensibilidad artística. Cada manifestación humana es arte en si misma. El talento existe y se manifiesta, en una profesión, una vocación, un servicio, una manifestación cualquiera, en la búsqueda de la excelencia, y por desarrollar un talento para crear, vender, servir, hacer, ofrecer, etc, en el cual enriquecemos nuestra actividad laboral, y por ende también la cultural.
De aquí la importancia de la noble sensibilidad artística, que se manifiesta desde las primeras expresiones socializadoras en el hombre. Comunicarse, transmitir, intercambiar, recibir, y por supuesto la actividad lúdica también como desarrollador primario.
Todos los condicionantes influyen en el ser humano, y esa información se transmite conciente e inconcientemente de manera directa, de padres a hijos etc, etc (miremos a nuestro alrededor y podremos comprobarlo).
Se consume, se oye, lo que se vende por televisión, lo que la moda impone afuera, pero al no conocer no somos libres, porque hemos perdido la capacidad de elegir....... lo peor es que no somos concientes de ello.... y mientras seguimos persiguiendo objetivos pelotudos... no sentís que te estás perdiendo algo?

12 comentarios:

Peter Mc Cut dijo...

si que estasmos perdiendo mientras creemos que ganamos por tener un bmw... perdemos escencia, capacidad de reflexion, la posibilidad de elegir. Nos bombardean tanto que a veces no somos conscientes... por que será que en la tv cada vez las publicidades duran mas tiempo?.
un saludo

Todos Gronchos dijo...

Excelente texto!!!

Saludos

F e r n a n d o dijo...

Muy buen análisis.
Sobre todo en estos tiempos, donde la gente está invadida de personas sonriendo hasta el climax con el nuevo modelo de celular lleno de funciones que nadie utilizará.

Gracias por visitarme y por tu apreciación en mi espacio.

Saludos!, Fer.-

El Mostro dijo...

Muy interesante. ¿Fue Fromm quien dijo algo de no ser en función de lo que tenemos, sino de lo que somos?
Veo tanta ansiedad, tanto consumismo enfermo...

Un abrazo mostro.



p/d: sacá la verificación. :)

Jes dijo...

Que bueno que muchos pensemos así, supongo que es señal de algo... no sé de qué pero algo bueno debería salir.
Decís que la meta de todas las personas es ser feliz... mirá qué ironía que la felicidad muchos creen conseguirla con más y más bienes materiales y dinero hasta que se creen de verdad el cuentito que son felices y no tienen nada de nada.

Salutes!

Felipe Leonardo dijo...

Gracias por la visita!

Saludos!

de rayco dijo...

eyy pues no sabia que tuvieses esto tio,me ha gustado tu reflexion,si no te conociera diria que la has copiado de algun e-mail,jejeje,pero como no es asi...todos quienes te conocemos sabemos que esa es tu forma de pensar,enhorabuena por ser asi.

Delfín Beccar Varela dijo...

"El presente es aquello que pasa mientras estamos haciendo planes para el futuro" (no me acuerdo de quién era esta frase pero ilustra un poco este texto).

Muy buena reflexión e interesante texto. El otro día pensaba en algo similar, veía al padre de un amigo, ya grande, intentando ser joven otra vez, intentando recuperar el tiempo que perdió persiguiendo objetivos vacíos y me dio un poco de pena, por una lado bien, más tarde que temprano pero se dio cuenta y quiere hacer algo... por el otro, las soluciones que encontró para su problema fueron pensandas en base a la experiencia que tenía.

saludos!

Delfín Beccar Varela dijo...

Fabio, ahí te agregué a los links del Bar!,

abrazo

Fabio dijo...

Gracias por vuestras opiniones. En definitiva este blog es más vuestro que mío.
Había un precepto chino que énumeraba las cosas que se podían comprar con dinero, sin llegar a significarlas necesariamente. Asi se podía tener una casa pero no un hogar, tener sexo pero no el amor, tener un reloj pero no el tiempo, tener una cama pero no el sueño...
Los espero cuando quieran, vuestros aportes hacen que el contenido tenga sentido.
faBio

Oak dijo...

Hola Fabio, buen texto, de verdad la relacion exito/desarrollo esta muy bien vendida. Yo me siento completamente desarrollado y no necesariamente por el éxito económico, eso llega después, sino porque he logrado hacer "casi" todo lo que soñe de niño y por eso me siento muy privilegiado.Las economias necesitan el consumo, sino no subsisten, pero en fin, hasta donde es bueno?


Un abrazo

Merche dijo...

Se nota que tienes una sensibilidad y un peribir las cosas de un modo muy particular. Me encanta ese sentido humanista, gracioso por momentos e ironico otras veces.
No se que es pero me identifica.
Mi admiracion y respeto son para ti.
Merche